Carta abierta por la violencia policial en el marco de la Marcha Indígena en Quito - Ecuador

Los académicos, activistas, organizaciones de derechos humanos y defensores/as de derechos humanos y de la naturaleza,  manifestamos nuestra profunda preocupación por la represión policial, ocurrida en Quito los días 8 y 9 de octubre de 2019, a través de varios desalojos violentos en el Parque del Arbolito y la Casa de la Cultura, lugares en el que se encontraban instalados los siguientes espacios; una brigada médica, comedores comunitarios y una guardería infantil. Por lo expuesto, y ante la falta de información de las autoridades correspondientes, señalamos lo siguiente:

1.     Tanto en el parque del Arbolito como en el ágora de la Casa de la Cultura no hubo ningún tipo de saqueo previo, ni manifestación violenta, por parte de los manifestantes indígenas, quienes han comunicado, de forma reiterada, el carácter pacífico de su movilización. Sin embargo, se los desplazó violentamente sin tomar en cuenta que habían mujeres embarazadas, personas de tercera edad, niños, niñas y adolescentes. Incumpliendo los estándares de uso de la fuerza en manifestaciones y la resolución de de la Junta Metropolitana de Protección de Derechos de la Niñez y Adolescencia que prohíbe a las autoridades ministeriales de Gobierno y Defensa: “el uso de: gas pimienta, bombas lacrimógenas, armas disuasivas o cualquier otro artefacto que pueda causar daño físico en presencia de niños, niñas o adolescentes que participen, acompañen a sus familias o se encuentren como transeúntes en las movilizaciones sociales que se lleven a cabo en la ciudad de Quito”. (Resolución. Expediente 0617-2019, de 7-10-19)

2.     La Policía Nacional utilizó gases lacrimógenos de forma indiscriminada en el parque y sectores aledaños, sin considerar que existía una Brigada médica, ubicada en el Pabellón de las Artes, afectando a heridos y personal de salud. Las bombas lacrimógenas llegaron incluso a la puerta del Hospital Eugenio Espejo, lugar donde se trasladaban a los heridos.

3.     Hasta el momento no existen datos oficiales de los heridos, ni su nivel de gravedad; solo se sabe, mediante información emitida por la Brigada Médica instalada en el Parque de El Arbolito, que hubo varios heridos, tres de gravedad, uno de las cuales con un trauma por disparo en la cabeza y otro un adulto mayor con heridas de perdigones. Hasta el momento no se tiene un dato exacto de la cantidad de personas heridas, se conoce, por referencias de personal de salud, que aproximadamente atendieron alrededor de 60 personas el primer día, principalmente en el Hospital Eugenio Espejo. Otras personas fueron llevados a otros centros de salud. Los hospitales públicos se niegan a facilitar información, condicionando su entrega al ingreso de solicitudes dirigidas a las máximas autoridades.

4.     Según brigadistas residentes que prestan apoyo médico, el número de fallecidos tampoco ha sido esclarecido, se habla de muertos por asfixia: dos adultos mayores y un niño, que suma a otro niño muerto de la semana anterior; sin que ninguna autoridad haya esclarecido esta información, salvo que estos fallecimiento no han sido producidos por enfrentamientos directos con la policia. 

5.     Por otra parte, solo el 8 de octubre, 83 personas fueron detenidas y llevadas al Cuartel Policial del Grupo de Intervención y Rescate ubicado en Pomasqui (Norte de Quito), incomunicadas por varias horas y se ha impedido el derecho a la defensa jurídica, negando incluso la intervención de la Defensoría del Pueblo. Ante la insistencia de las organizaciones de derechos humanos, las personas detenidas fueron trasladadas a la casa de justicia de Carcelén. Los abogados y abogadas de derechos humanos han tenido que trasladarse a los distintos lugares donde se han conducido a los detenidos obstaculizando su labor de defensa técnica. Todos estos hechos contravienen disposiciones constitucionales sobre lugares de detención y estándares internacionales sobre detenciones y debido proceso.

6.     Finalmente preocupa que no se contó con el apoyo de Cruz Roja para el traslado de las personas heridas, bajo el argumento de falta de garantías.

7. En la noche del 9 de octubre, las Universidades Politécnica Salesiana y Pontificie Universidad Católica de Quito, que abrieron sus puertas, como centros de paz para la asistencia humanitaria de albergue y alimentación de las familias de los manifestantes, fueron afectadas por el lanzamiento de bombas lacrimógenas; una de ellas ingresó al interior del predio de la primera universidad mencionada. En dichas universidades habìan centros especìficos de atención a niños, niñas y adolescentes. 

Ante la magnitud de este grave episodio que vulnera la dignidad humana, el derecho a la integridad, la salud, los derechos de grupos de atención prioritaria y los derechos colectivos de los pueblos indígenas de Ecuador, solicitamos, de forma firme, que el Estado ecuatoriano, representado por el gobierno del presidente Lenin Moreno, cese la violencia en los espacios públicos, abra de forma inmediata la información y colabore con las organizaciones de derechos humanos, Cruz Roja, y brigadas médicas para asistir a las personas heridas y detenidas por las manifestaciones. Es una obligación del Estado defender a todos sus habitantes, incluso cuando ejerce el legítimo derecho a la resistencia y abrir espacios efectivos de diálogo.

Firman:

Adolfo Pérez Esquivel, Premio Nobel de la paz, Argentina

Fabián Salvioli, Director del Instituto de Derechos Humanos, Argentina

Roberto Gargarella, docente Universidad de Buenos Aires, Argentina 

Claudia Korol, activista de derechos humanos y pedagoga, Pañuelos en Rebeldía

Gina Benavides Llerena, docente PADH, UASB-E

Gardenia Chávez Núñez, docente PADH, UASB-E

Adriana Rodríguez Caguana, docente Área de Derecho, UASB-E

Máximo Sozzo, docente, Universidad Santa Fé, Argentina

Fernando Antonio Dantas, docente UFPR, Brasil

Pablo Vommaro, docente, UBA -CLACSO, Argentina 

Francisco Cantamutto, Investigador CONICET

Alberto Acosta, docente e investigador

Carlos Parma, docente, docente, Universidad Nacional del Cuyo, Argentina 

Lieselotte Viaen, docente, Universidad Carlos III, España 

Marcelo Giraud,Universidad Nacional del Cuyo, Argentina 

Silvina Ramírez, docente, Universidad de Buenos Aires, Argentina

Carlos de la Torre, Docente, EEUU

Marc Becker, Docente, EEUU

Veínica Potes, docente, Universidad Central

Judith Salgado, docente, Universidad Católica del Ecuador, PUCE

Julia Zullo, docente, Universidad de Buenos Aires, Argentina

Miguel Mazzeo, Docente, Universidad de Buenos Aires y Nacional de Lanus

Blanca Fernandez, Universidad UNPAZ, Argentina

Elena Scirica, docente de Universidad de Buenos Aires y UNA, Argentina

Martina Baglietto, docente, Universidad Nacional de Luján

Karina Foricinito, docente,  Universidad Nacional de Genereal Sarmiento, Argentina

Yamandú Acosta, docente, Universidad de la República del Uruguay

Eduardo Latino, docente Universidad Congreso Mendoza, Argentina 

Carla Poth, docente, Universidad General Sarmiento, Argentina

Aida Quintar,  Docente Universidad Nacional de General. Sarmiento. Argentina

Carlos Crespo, docente Universidad Cayetano Heredia, Perú

Cecilia Miranda, docente-investigadora, Chile

ArgentinaJackeline Muñoz, Docente-investigadora, Colombia

Bernanrdo Toro, defensor de derechos humanos, México

Nayeli Moctezuma Pérez, UNAM, México

Dacundo Martín, defensor de derechos humanos, Argentina

Zaida Almeida Gordón, Docente, Argentina 

Paula Lorenzo, docente, Argentina

Crisntina Nomeí Gutierrez, docente, Universidad de Lanús

Facundo Nahuel, docente, Argentina

Elisa Lanas,Docente Área de Derecho, UASB-E

Melissa Moreanos Venegas, Docente, UASB-E

Elsa Guerra,Docente Área de Derecho, UASB-E

Gioconda Herrera FLACSO Ecuador

Alex Valle, Docente IAEN

Juan Pablo Albán, Docente Universidad San Francisco de Quito

María Dolores Miño, Docente Universidad Internacional

David Cordero, Docente Pontificia Universidad Católica

Francisco Hurtado, Defensor de Derechos Humanos y de la Naturaleza

Silvia Maeso, docente, Universidad de Coimbra

Paulina Palacios Herrera, docente, Universidad Central

María Mercedes Eguiguren, docente, Universidad Central

Susan Rocha Ramírez, docente, Universidad Central 

Bertha Díaz, docente, Universidad de Cuenca

Andrea Aguirre, Docente Universidad Central

Zaida Almeida Gordón, Docente de Argentina

Malena Zunino Folle, estudiante UBA

Jorge Acero, Amazon Frontlines

María Espinoza, Amazon Frontlines

Jorge Fernández, Defensor de Derechos Humanos

Mónica Vera, INREDH

Gabriela Oviedo, Defensora de Derechos Humanos

Giovanna Tipán, Defensora de Derechos Humanos

José Valenzuela Rosero, Defensor de Derechos Humanos

Nelsy Lizarazo, Educadora y comunicadora, Espacio no Violento 

Mario Melo, Defensor de Derechos Humanos

Christian Paula, Universidad Central

Alejandra Santillán, activista de DDHH

Amparo Molina Zambrano, defensora de DDHH

María Fernada Espinoza, defensora de DDHH

Tatiana Ugalde, Derechos Humanos 

Miguel Romero Flores, Editor

Elena Miriam Chiriboga, ciudadana 

Leslie Araus, ciudadana 

Fernanda Peralta, ciudadana 

Lourdes Manosalvas, ciudadana

Maricarmen Barranza, ciudadana

Pilar Guzmán Paredes, ciudadana 

Hernando Barón, ciudadano

Mencha Barrera, ciudadana

Eva Paredes, ciudadana 

César Alfonso Román Campaña, ciudadano 

Daniela Ramirez Camacho, ciudadana Mexicana 

Alexandra Londoño, ciudadana 

Pablo Morales, ciudadana 

Gabriela Morales, ciudadana 

Alegría Falconí, ciudadana brasileña

Humberto Jijón Calderon, ciudadano 

Kelly Loaiza Sánchez, ciudadana

Nadiezdha Díaz, ciudadana docente intercultural

Fabrizio Moreno, ciudadano

Hugo Torres, ciudadano

Walker Vizcarra, ciudadano

Paola Guzmán, ciudadana 

Carmen Alcívar, psicopedagoga, Copehu Ecuador

Karina Cornejo Diseñadora Gráfica empleada privada

Lucía Hidalgo López, socióloga, Copehu Ecuador

Diana Guzman, ciudadana 

Michelle Rubio, ciudadana 

Wilma Garzon, ciudadana 

Angel Zambrano, ciudadano 

María José Gutierrez Guzmán, ciudadana 

Milena Almeida Mariño, ciudadana

Yana Lucila Lema, casa de la cultura kichwa

Nora Bruccolleri, ciudadana ecuatoriana 

Zulema Palma, médica, Argentina

Gabriela Bravo, ciudadana

Paola Vásquez, ciudadana

Alejandro Solano Ugalde, ciudadano

Iri Corrales, ciudadana

Andrea Molina, ciudadana

Paulina Almache, ciudadana

Carmen mariscal, ciudadana

Patricio Garcés Almeida, ciudadano

Lucero Mendizabal, ciudadano, México

Patricia Monsalve, ciudadana, Argentina

Sara Carolina Flores, activista trans de DDHH

Polo Martínez, ciudadano

Joyce Mendoza, ciudadana

Madeleine Marti, ciudadana 

Jenniffer Zambrano, ciudadana

ZUlema Palma, ciudadana, Argentina

Jenny Goya Herrera, ciudadana

Allison Salazar Loor, ciudadana

Carlina Velez, ciudadana

Marta Mayoral Roca, ciudadana, España

Lee Ricardo Tumbaco garcia

Katherine Ponc, ciudadana

Sian Cowman, ciudadana, Irlanda

Julio César Guanche, ciudadano, Cuba

Maria Romeu, ciudadano, España

Flavia Carlet, ciudadana, Brasil

Cecilia Ortiz, ciudadana

Jorge Vivas, ciudadano, Argentino

Lisseth Rodriguez, ciudadana

Gustavo Chiriboga, ciudadano

María Villarreal, ciudadano, Brasil

Maikel Pons Giralt, ciudadano, Brasil

Angela Vasconcelos, ciudadana, Brasil

Paola Viera, ciudadana

Rubén Ortiz, ciudadano, México

Juan Carlos Gómez Leyton, ciudadano, Chile

Cheryl Reed, ciudadano

Damaris Viviana Ortiz, ciudadana

Paola Moreno, ciudadana

Ricardo Rosales, ciudadano

Alex Villacres, ciudadano

Mario Delgado, ciudadano

Orisel Castro, ciudadano

Marcos Atupaña, ciudadano

Magali Marega, ciudadana, Mexico

Andrés AGuirrre, ciudadano

Fracnisco Oña, ciudadano

Gema Soto Guarde, ciudadano, España

Betty Salazar Ponc, ciudadana

Andrés Landázuri, ciudadano

Natasha Montero Granda, ciudadano

Amanda gonzalez rojas, ciudadana, Argentina

Patricio Guzmán Sinkovich, ciudadano, Chile

Abraham Madrigal, ciudadano, México

Jesica Chiran, ciudadana

Pablo Marcelo Wehbe, ciudadano, Argentina

Libia Arizaga, ciudadana

Elsa Cevallos, ciudadana,

Javier Contreras Villaseñor, ciudadano, México

Juliana Zúñiga, ciudadana

Manuel Hidalgo, ciudadano, Chile

Lianed Marcolet, ciudandana, Canadá

Carmen Correa, ciudadana, México

María Alejandra Pacheco Guerra, ciudadana

Daniel De La Vega, ciudadano

Andrea Saenz, ciudadana

Patricio Véjar Mercado, ciudadano, Chile

Sergio Trabucco, ciudadano, Chile

Celeste Mirna Flores Chiriboga, ciudadana

Alba Zuniga, ciudadana

Mayra Ortega, ciudadana

Maria del C Perez, ciudadana, Argentina

Paola Salomé Cóndor Lincango, ciudadana

Myriam Vieillard, Ciudadana, Francia

Santiago Rodríguez, ciudadano

Miguel Doval Garza, ciudadano, España 

   
   

 

Firmar esta petición

Al firmar, autorizo a Adriana a entregar mi firma a quienes tengan poder de decisión sobre este tema.


O

Recibirá un mensaje de correo electrónico con un enlace para confirmar su firma. Para asegurarse de que recibe nuestros correos electrónicos, añada info@peticion.net a su libreta de direcciones o a la lista de remitentes seguros.

Publicidad de pago

Haremos difusión de esta petición a 3000 personas.

Más información...